El blog de las mascotas

El Bullmastiff, un fornido compañero

El Bullmastiff tiene una contextura fornida que muestra una gran fuerza y al mismo tiempo es elegante en acción. Este perro leal y extremadamente alerta se destaca como perro guardián y es conocido por ser un leal protector de su familia. Es una raza inteligente y con buen temperamento; este perro es audaz y protector y a la vez afectuoso. Perro muy enérgico que combina la confiabilidad, la inteligencia y el deseo de complacer.

La creación de la raza

El Bullmastiff fue creado intencionalmene en Inglaterra a fines del siglo XIX. En ese tiempo había en Inglaterra grandes fincas que eran blancos fáciles para los cazadores furtivos. Los dueños empleaban guardabosques para proteger la caza que se desarrollaba en sus propiedades, y necesitaban un ayudante confiable para esta tarea. Originalmente, el Mastín se utiliza para este propósito. Sin embargo, eran demasiado grandes y pesados, por lo que eran demasiado lentos.


 Además, esta raza parecía carecer del instinto necesario para derribar y sujetar a un hombre. También se intentó con los Bulldog, pero en aquel tiempo el Bulldog había sido desarrollado para ser muy feroz y a menudo causaban demasiadas lesiones a los cazadores furtivos que atrapaba. Los guardabosques necesitaban un perro que fuera fuerte, silencioso, intrépido, ágil y poderoso. Se probaron muchos cruces antes de decidirse por el Bullmastiff. Para crear al Bullmastiff se cruzó al Mastín, elegido por su energía, su confiabilidad, su aspecto temible y su naturaleza leal, y al Bulldog, que se eligió por su silencio, su tenacidad y agilidad. Se hicieron cruces hasta que se logró una proporción de 60% de Mastín y 40% de Bulldog.

 El resultado fue una raza grande y confiable que se gano el respeto de los guardabosques como un destacado perro guardián y como un leal perro de familia.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: