El blog de las mascotas

perros

El Bullmastiff, un fornido compañero

Escrito por deltabirdnews 19-06-2015 en perros. Comentarios (0)

El Bullmastiff tiene una contextura fornida que muestra una gran fuerza y al mismo tiempo es elegante en acción. Este perro leal y extremadamente alerta se destaca como perro guardián y es conocido por ser un leal protector de su familia. Es una raza inteligente y con buen temperamento; este perro es audaz y protector y a la vez afectuoso. Perro muy enérgico que combina la confiabilidad, la inteligencia y el deseo de complacer.

La creación de la raza

El Bullmastiff fue creado intencionalmene en Inglaterra a fines del siglo XIX. En ese tiempo había en Inglaterra grandes fincas que eran blancos fáciles para los cazadores furtivos. Los dueños empleaban guardabosques para proteger la caza que se desarrollaba en sus propiedades, y necesitaban un ayudante confiable para esta tarea. Originalmente, el Mastín se utiliza para este propósito. Sin embargo, eran demasiado grandes y pesados, por lo que eran demasiado lentos.


 Además, esta raza parecía carecer del instinto necesario para derribar y sujetar a un hombre. También se intentó con los Bulldog, pero en aquel tiempo el Bulldog había sido desarrollado para ser muy feroz y a menudo causaban demasiadas lesiones a los cazadores furtivos que atrapaba. Los guardabosques necesitaban un perro que fuera fuerte, silencioso, intrépido, ágil y poderoso. Se probaron muchos cruces antes de decidirse por el Bullmastiff. Para crear al Bullmastiff se cruzó al Mastín, elegido por su energía, su confiabilidad, su aspecto temible y su naturaleza leal, y al Bulldog, que se eligió por su silencio, su tenacidad y agilidad. Se hicieron cruces hasta que se logró una proporción de 60% de Mastín y 40% de Bulldog.

 El resultado fue una raza grande y confiable que se gano el respeto de los guardabosques como un destacado perro guardián y como un leal perro de familia.


Terapias con animales y mascotas

Escrito por deltabirdnews 19-06-2015 en perros. Comentarios (0)

El perro se ha convertido en un compañero imprescindible en el rescate de personas tras un terremoto, en la búsqueda de desaparecidos por algún crimen o incluso en la detección de cáncer aún cuando este no ha dado síntomas o no ha sido detectada por médicos. Pero, ¿qué sucede cuando una persona enferma recibe terapia con animales? Se ha demostrado que mejoran antes que los pacientes que no reciben este tipo de tratamientos. En países como Reino Unido o Estados Unidos, es común ver en hospitales a perros, gatos y otros animales prestando servicio a emfermos de todo tipo. Y en nuestro país son cada vez más los centros de mayores que aceptan este tipo de terapias para enfermos de Alzheimer y todo tipo de residentes.


A un perro no le importa el dinero que tengas o el color de tu piel. Le da igual tu aspecto físico, tu edad o género. No tienen prejuicios y son capaces de ser leales aunque les lleve la vida en ello.